Funcionamiento

 

ESTRUCTURA Y PARTICIPACIÓN

Nuestra asociación, como la mayoría de los centros Waldorf, funciona a través de un sistema de cargos administrativos democráticos, reuniones en asambleas y juntas y una coordinación de comisiones. Esta red está formada por los miembros de las familias, el colectivo docente y los socios.

La estructura se articula a través de dos organismos: la Asamblea -que es el órgano supremo de gobierno de la Asociación y está integrada por todos los asociados- y la Junta Administrativa -formada por el presidente, el secretario y el tesorero-. A lo largo del curso celebramos reuniones de organización donde participan las familias para deliberar y tomar decisiones, que posteriormente se ratifican en las reuniones de Junta Interna, compuestas al 50% por maestras y miembros de las familias. Las decisiones pedagógicas se toman en esta última.

Amasando pan

El resto de necesidades que derivan de la actividad de La Chocita son solventadas a través de las comisiones, que están formadas por las familias. La participación y coordinación de todas las familias conducen al éxito del proyecto. Actualmente, algunas de las comisiones son la de Alimentos y limpieza, Mantenimiento, Materiales, Comunicación, Talleres… Además, las familias se encargan de la limpieza del espacio mediante turnos rotativos.

Los estatutos, derechos, obligaciones y guías de los miembros de la Asociación están estipulados en el Documento de Funcionamiento Interno y en el de Estatutos, aprobados por la Asamblea.

Periódicamente realizamos actividades fuera del horario del grupo de juego: algunas son para las familias, como la escuela de familias con charlas pedagógicas con las maestras o los talleres. Otras actividades están orientadas a los socios o abiertas al público. También celebramos dos jornadas de puertas abiertas con actividades cada curso.

La Chocita del Valle es un proyecto comunitario, una asociación sin ánimo de lucro y autogestionada. Esto nos permite gestionar el proyecto de forma totalmente libre y democrática, asegurarnos de que mantenemos los más altos niveles de calidad, total transparencia y unas cuotas reducidas que abran posibilidades de unirse a más familias. Sin embargo, esto también implica un alto grado de participación y compromiso, y un volumen de tareas que son enteramente satisfechas por el esfuerzo, tiempo y energía de las familias.

Línea verde.jpg

HORARIO Y CALENDARIO

Seguimos el calendario escolar oficial de la comunidad de Castilla y León. El horario es de lunes a viernes, de 8:45-9:00 a 14:00-14:15.

Durante el año celebramos determinadas festividades que son relevantes en la pedagogía Waldorf y que los niños y niñas preparan con mimo y paciencia durante semanas. Estas son las principales:

Huevos de Pascua

●  Fiesta de la cosecha 

●  Fiesta del farol 

●  Adviento 

●  Navidad 

●  Reyes Magos 

●  Carnaval 

●  Pascua o liebrecita 

●  Fiesta de la palomita 

●  Fiesta de verano o San Juan 

Línea amarilla.jpg

DÍA A DÍA

Un jardín de infancia Waldorf es como una gran familia. El día y sus actividades tienen un ritmo y estructura regular desde que los niños llegan hasta que se marchan. Las maestras pasan mucho tiempo allí antes de que lleguen los niños por la mañana y tras su marcha, preparando las actividades materiales, y creando la atmósfera correcta.

Las rutinas de ambos grupos de edad (18 meses-3 años y 3-6 años) se desarrollan de forma paralela, aunque la de los pequeños es algo más sencilla.

Pintando

Al entrar en La Chocita, el familiar acompaña al niño a la sala de abrigos, donde se cambian los zapatos de calle por zapatillas de casa. Después entran con calma en su aula, donde les recibe su maestra. Entonces combinan el juego libre con la actividad diaria: dibujo con ceras, modelado con cera de abeja, pintura con acuarela, amasar pan….

Tras el juego, todos recogen los juguetes mientras cantan con calma, cada uno en su lugar. Los pequeños se ejercitan en el dominio del cambio de ritmo. Con todo ordenado, se reúnen en un círculo y cantan canciones de buenos días y relacionadas con la estación del año, anuncian el día de la semana en que se encuentran y qué enanito ha venido para saber qué van a desayunar ese día.

Después viene el momento del aseo, en el que guardando los turnos con paciencia se lavan las manos despacito. Entonces se sientan en la mesa, cantan canciones sobre el comer y uno de los niños ayuda a servir la comida a los demás. Dan las gracias y comienzan a comer, tomando conciencia del alimento y del momento social que se forma en torno a la comida. Cada día de la semana combinan un cereal -maíz, mijo, pan que amasan ellos mismos…- con una fruta, y huevo que pelan ellos mismos una vez a la semana. Cuando terminan recogen su plato y llevan su silla al corro para dejar preparado el cuento.

Entonces van a la sala de abrigos y, solo con la ayuda imprescindible y mucha concentración, se preparan para salir al jardín -sombreros, gorros, guantes, abrigos, petos de lluvia, botas de agua…-. En el jardín juegan algo más de una hora con la arena, los troncos, los columpios, las palas… Y luego van entrando ordenadamente para escuchar el cuento en un ambiente cálido y en penumbra para vivir el momento de escucha y admiración con recogimiento. Terminan con unas canciones y se despiden hasta el día siguiente. Luego esperan en el jardín a sus familiares.

En definitiva, la clave de los ritmos reside en la respiración. Los momentos de calma y concentración -como el aseo, la comida o los abrigos- se combinan con los de expansión -como el juego libre o el jardín-, y así se mantiene el equilibrio.

Línea azul.jpg

ESPACIO

La Chocita cuenta con dos aulas: una para los más pequeños de 18 meses a 3 años y otra para los niños de 3 a 6 años. Cada aula tiene su aseo y su sala de abrigos. Ambos grupos se juntan para jugar en el jardín. Otros espacios son la sala de siestas y la cocina.